Project Description

TITULARIDAD COMPARTIDA. UN MOMENTO HISTÓRICO.

En 2021 celebraremos los diez años de la puesta en marcha y entrada en vigor de la Ley 35/2011, de 4 de octubre, sobre titularidad compartida de las explotaciones agrarias; una ley que aplaudimos y consideramos imprescindible desde la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales de Castilla-La Mancha.

FADEMUR CLM estuvo presente en la firma de este acuerdo. El 22 de septiembre de 2011 en Madrid, cuando el Pleno del Congreso de los Diputados dio luz verde a esta ley. Todo ello surgió de las reivindicaciones de FADEMUR en base a las profundas transformaciones que, en los últimos años, estaba viviendo y que todavía experimenta la sociedad española.

Desde FADEMUR Castilla-La Mancha sabemos que supone el reconocimiento de igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres, un reconocimiento y visibilidad que nunca tuvieron nuestras antepasadas y que ya era hora de conseguir, un reconocimiento por el que llevamos años peleando.

La puesta en marcha de esta Ley es un hecho histórico en el que estuvimos presentes como Federación reivindicativa y representativa de las Mujeres Rurales de Castilla-La Mancha. A pesar de esto, la equiparación de sexos en las zonas rurales sigue evolucionando de forma muy lenta, debemos seguir trabajando y reivindicando la deseada igualdad REAL

Las largas jornadas de trabajo, las responsabilidades domésticas no compartidas en la mayor parte de los casos, la falta de recursos económicos, profesionales y sociales del trabajo de las mujeres, son los principales motivos de que muchas sigan siendo invisibles ante la sociedad. De ahí la importancia de un nuevo impulso con plataformas como esta que intentan dar visibilidad al trabajo de las Mujeres Rurales en el campo, en las explotaciones familiares agrarias.

Son muchas las mujeres que comparten con los hombres las tareas agrarias, asumiendo buena parte de las mismas y aportando tanto bienes como trabajo. Sin embargo sólo el hombre figura como titular de la explotación, lo que dificulta que se valore la participación de la mujer en los derechos y obligaciones derivados de la gestión de dicha explotación, en condiciones de igualdad.

Hecho histórico que celebramos desde FADEMUR para alcanzar la verdadera equiparación de las mujeres y los hombres en la explotación agraria, dando cumplimiento efectivo al principio de igualdad y no discriminación proclamado en la Constitución.

En FADEMUR Castilla-La Mancha peleamos a diario por la igualdad real y efectiva, por normas positivas que den visibilidad a las mujeres rurales. Para ejercer y disfrutar de nuestros derechos derivados de nuestro esfuerzo, trabajo y sacrificio en las explotaciones agrícolas.